menu Button Services
search

Las fiestas de San Antonio en Mallorca

La fiesta de Sant Antoni es una de las más importantes de Mallorca, de hecho la mayoría de localidades la contemplan en su programa anual de fiestas y organizan diversos actos para celebrarla.

Las calles se llenan de fuego, humo, música, jolgorio... todos los pueblos están de fiesta, los caperrots (personajes con cabezas muy grandes), los gigantes y los demonios salen a la calle. Los más pequeños observan con sorpresa y algo de temor, los jóvenes viven estos días con mucho ánimo y ganas de fiesta y ya los más mayores disfrutan de todo el ritual, conocen perfectamente las canciones populares que cantan alrededor de las hogueras acompañados por la ximbomba (antiguo instrumento formado por piel de cordero y caña).

Son muchas las localidades que celebran esta festividad pero toma especial importancia sobretodo en Sa Pobla, Manacor y Artá . Estas fiestas vienen celebrándose desde hace cientos de años, de hecho las que se celebran en Sa Pobla están documentadas desde el año 1365. En la religión católica, San Antonio ha sido el patrón de los animales y durante la edad media la economía mallorquina giraba alrededor del campo, la agricultura y la ganadería eran las actividades principales. Existía un ritual para bendecir los animales el cual ha perdurado en algunas localidades hasta el día de hoy. Normalmente por la mañana del 17 de Enero la mayoría de pueblos celebran una misa en la que los locales llevan sus animales para que el encargado de oficiar la misa los bendiga, después transitan con ellos por las principales calles. En la noche del 16 de Enero se encienden hogueras en las plazas y en las principales calles y todo el pueblo se reúne alrededor de ellas para cenar de asado, beber y al mismo tiempo cantar canciones populares.

Además de los actos religiosos y culturales como las música y las hogueras también hay un fuerte componente gastronómico. Antiguamente la mayoría de familias realizaban poco antes de Sant Antoni las "matances" (matar el cerdo que durante el otoño habían engordado) y los productos elaborados con la carne del cerdo como sobrasada, butifarrón, panceta entre otros los asaban en las hogueras de Sant Antoni. También la "espinagada" es otro plato típico de esta festividad, se trata de un pastel muy picante de verdura con pescado de la zona.

Durante la noche, los músicos acompañados por otros participantes van de hoguera en hoguera cantando las canciones típicas de esta fiesta acompañados con "ximbombas", son canciones con rimas muy ingeniosas de contenido generalmente sexual pero también político, religioso y moral, la gente disfruta. Todos van bebiendo vino y licores y los músicos también por lo que a medida que avanza la noche el tono de las canciones y la diversión va en aumento.

Con el paso de los años se han ido añadiendo elementos nuevos a la fiesta de Sant Antoni como los demonios, grupos de personas que se disfrazan, realizan bailes y persiguen a los visitantes para reír un poco. Los "corre focs" (correr para que el fuego no te alcance), artilugios que desprenden fuegos artificiales los cuales van pasando por las calles en medio de la multitud donde los más pequeños se divierten corriendo alrededor de ellos. El piromusical, un espectáculo de fuegos artificiales acompañado de música, es realmente espectacular, es el momento sublime de la fiesta, se suele realizar en la plaza principal. Sa Pobla es el que desarrolla el mayor espectáculo piromusical, allí se reúnen miles de personas y año tras año la televisión autonómica lo trasmite en directo. Es impresionante ver este pueblo de lejos durante esta velada, es como si todo estuviese ardiendo.

Diese Website verwendet Cookies, um Ihnen ein optimales Benutzererlebnis zu bieten. Wenn Sie weiter surfen, geben Sie Ihre Zustimmung zur Annahme dieser Cookies und zur Annahme unserer Cookie-Richtlinien, klicken Sie auf den Link für weitere Informationen.

AKZEPTIEREN